La intensidad del Verano en TAESPEJO

Este verano 2016 está arrojando unos altos niveles de actividad en las diferentes áreas de negocio que desarrollamos en nuestra compañía.

La campaña de extinción de incendios forestales, si bien no está marcada por ningún gran incendio como sucedió en el anterior ejercicio (esperemos que siga así), si se está desarrollando con numerosas actuaciones en todas nuestras bases con diferentes incendios y conatos que, gracias a las rápidas actuaciones de los diferentes dispositivos, no han pasado a mayores. Especialmente activas se están mostrando las bases de Antela en Xinzo de Limia (Orense) y de Las Arenas en Niebla (Huelva), dónde las actuaciones se producen a diario por los numerosos focos que se activan. A estas alturas de campaña, son ya más de 200 actuaciones en incendio real las atendidas con nuestra flota, con un total de 746 descargas de producto vertidas en dichos vuelos.

También ha comenzado a aumentar el ritmo de actividad en nuestra sección de vuelos agrícolas con variados tratamientos en diferentes puntos del territorio español. A los vuelos diarios de lanzamiento de mosca estéril en la Comunidad Valenciana como lucha biológica contra la plaga en el cítrico, hemos unido durante este verano diferentes tratamientos como la fumigación de mosquitos en la provincia de Huelva y Cádiz, tratamientos en cultivos de arroz en Cádiz, fumigación de la plaga de Pudenta en el cultivo del arroz en la comunidad autónoma de Extremadura.

A pleno rendimiento y encarando su recta final se encuentra el proceso de obtención de nuestro nuevo Certificado de Operador Aéreo (AOC) en la vecina Portugal, a raíz de la adquisición del nuevo reactor Cessna Citation CJ2 que pronto estará junto al Citation II volando en Europa y Africa.

Con relación a nuestra área de formación, también se está desarrollando un intenso verano tanto en las aulas como en las aeronaves de nuestra escuela de pilotos Corflight School ya que son bastantes los alumnos que aprovechan el periodo estival para aumentar sus “dosis de formación”, ya que el resto del año la mayoría compagina sus estudios aeronáuticos con otras actividades.

No podemos olvidar, lógicamente, nuestra sección de mantenimiento, que en estas fechas, además de multiplicarse en sus labores, comprueba que el trabajo de preparación realizado durante el invierno ha funcionado correctamente. Sin duda, es fundamental para el buen desarrollo de todos los trabajos aéreos, ya que gracias a la labor realizada durante todo el año ahora recoge sus frutos, permitiéndonos trabajar con aeronaves altamente fiables y óptimas en su funcionamiento dentro de cada actividad..

Por último, cabe destacar, que durante el verano han seguido desarrollándose todos los fines de semana lanzamiento de paracaidistas, así como diferentes actividades como vuelos de fotografía, etc…